Rinko Kawauchi

002_rinko-kawauchi_theredlist

En 2001 veían la luz tres publicaciones realizadas por la fotógrafa japonesa Rinko Kawauchi (1972, Prefectura de Shiga, Japón): Utatane, Hanabi y Hanako. Tres volúmenes que suponían el salto internacional de la artista en el mundo de la fotografía y que colocaban su nombre entre los más destacados del momento.

Fue en 1997, mientras estudiaba en el Seian College of Art and Design, cuando Kawauchi empezó a mostrar un interés por la fotografía. Aunque sus primeros trabajos se encontraron en el campo de la publicidad, fueron estos tres libros los primeros proyectos reconocidos de la artista japonesa.

Con más de 20 publicaciones a sus espaldas es actualmente considerada una de las fotógrafas más importantes de Japón.

Su trabajo, realizado siempre con una Rolleiflex de formato 6×6, oscila entre el minimalismo y el preciosismo, abordando casi siempre temas autobiográficos en los que las escenas representadas muestran momentos íntimos de carácter cotidiano de su vida, así como pequeños ritos o tradiciones de su entorno doméstico.

La mayoría de sus trabajos ven por primera vez la luz en formato libro, pues para ella es la mejor manera de abrir un espacio a la curiosidad, a la contemplación e imaginación. Sus publicaciones se presentan como un medio para conversar y una invitación a un proceso de descubrimiento.

A pesar de su marcado estilo estético y temático, cada uno de sus proyectos gira en torno a un ciclo temático. De esta forma encontramos proyectos como Aila, en el que se reflexiona sobre el nacimiento de varias criaturas como el pollo, el perro, el caballo, la tortuga o el ser humano; Cui cui, que retrata diferentes momentos de la vida de su familia; Halo, su último trabajo, en el que reflexiona sobre los ciclos de tiempo, patrones de la naturaleza y rituales humanos, unidos de una manera espiritual y física, a través de tres espacios: la región costera del sur de Izumo, en la prefectura de Shimane y en las celebraciones de Año Nuevo de la provincia de Hebei (China). Todo ello unido al vuelo de las aves migratorias a lo largo de la costa sureste de Inglaterra.

Con su trabajo, Rinko, invita a la reflexión y a la meditación de ciertos temas, sin discriminar el deleite de la imagen embaucada por el silencio. Busca zarandear nuestros pensamientos a través de la visión poética de las cosas. Como ella misma dice: “If it doesn’t move my heart, it won’t move anyone else’s heart”.

Desde 2001, año en que publicó sus tres primeros trabajos, Rinko Kawauchi remueve conciencias desde la fotógrafía más puramente estética, llegando a poner al espectador en la tesitura de si es más atractivo para él el mensaje o la imagen.

 

 

Web de Rinko Kawauchi: www.rinkokawauchi.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s