Arte, Con nombre de mujer, fotografía, Histórico
Dejar un comentario

Germaine Krull

1897 – 1985 Poznán, actual Polonia

Una de las pioneras en los campos del fotomontaje de vanguardia, el libro fotográfico y el fotoperiodismo



“Ella era el prototipo de la nerviosa, liberada secualmente Neue Frau (nueva mujer), considerada un icono de la modernidad y una prima cercana de la garçonne francesa y la atleta americana”, así la describe en su página el MoMA. Además de todo eso, Germaine Krull fue una figura indispensable de la vanguardia europea entre 1920 y 1940.

Ya en 1919, trabajaba en su propio estudio de retratos. Por entonces, destacó por realizar una serie de desnudos que resaltaban tanto por su gran libertad, como por el propio tono de las imágenes y su tratamiento estético. Sin embargo, no fue hasta 1928 cuando su carrera dio un gran paso. Esto fue por dos cosas: la publicación de su primer libro fotográfico, Métal , entendido como un fin en sí mismo en el que se recogían algunas fotografías hechas en un viaje a Holanda del paisaje industrial de la zona. Gracias a este libro se convirtió en una de las figuras más notables de la vanguardia fotográfica y más concretamente de la Nouvelle Vision; y en ese año, empezó a trabajar para VU, el primer gran semanario ilustrado en francés.

En este semanario trabajó junto a los fotógrafos André Kertész y Ali Lotar, desarrollando una nueva forma de reportaje enraizada

en la libertad de expresión y cercanía a sus sujetos, craneo los primeros planos íntimos en este género.

“El verdadero fotógrafo es el testigo de los sucesos de cada día, un reportero”

Sus fotografías en general muestran un mundo desconcertante para la época, son imágenes atípicas, libres de los corsés estéticos y temáticos que solían primar. Parte de su influencia estuvo en su gran pasión por recorrer mundo marcada por la inestabilidad laboral de su padre que desde muy pequeña les obligó a cambiar de ciudad a menudo.

Como muchas otras compañeras de profesión, la historia las ha ido ignorando, sin embargo como ella misma decía de su fotografía: “Nunca había una fotografía idéntica. En mi vida, no hay dos en el mismo lugar”, no hay dos Germaine Krull.

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .